Protección y seguridad radiológicas Gustavo E. Saravia-Rivera

Protección y seguridad radiológicasGustavo E. Saravia-Rivera

RESUMEN
Estamos expuestos a dos fuentes de radiación, una natural o de fondo
que procede del espacio cósmico y de otras fuentes naturales
(materiales primigenios de nuestro planeta) y otra artificial (industrial,
producto de procedimientos radiológicos, bélicos o debida a
accidentes en el manejo de sustancias radioactivas). La radiobiología
es la ciencia que estudia los fenómenos que se producen en los
seres vivos tras la absorción de energía procedente de las radiaciones
ionizantes. La protección radiológica es una herramienta para
el manejo de las medidas de cuidado de la salud contra los riesgos
generados por el uso de radiación ionizante, tanto para las personas
como para el ambiente. Los objetivos de la protección y de la
seguridad radiológicas son: evitar los efectos nocivos reconocidos
y predecibles (determinísticos) de la radiación ionizante y limitar
los efectos estocásticos a máximos aceptables. Nuestra norma
(NOM-229-SSA1-2002) se basa en las recomendaciones de la Comisión
Internacional de Protección Radiológica (ICRP por sus siglas
en inglés) de 1977. Los límites anuales aceptables de radiación son:
ocupacional 50 mSv y público de 5 mSv.
Palabras clave: radiación ionizante, radiobiología, efectos nocivos,
efectos estocásticos, protección radiológica, norma NOM-
229-SSA1-2002.

ABSTRACT
We are exposed to two sources of radiation, natural or background
radiation which comes from cosmic space and from
other natural sources (primitive materials of our planet) and
another artificial (industrial, produced by radiological procedures,
warfare, or accidents in handling radioactive substances).
Radiobiology is the science that studies phenomena
produced in life forms following absorption of energy from
ionizing radiation. Radiological protection is a tool to manage
healthcare measures against risks produced by use of ionizing
radiation, both for persons and for the environment. The
objectives of radiological protection and safety are: prevent
recognized and predictable harmful (deterministic) effects
of ionizing radiation and limit the stochastic effects to acceptable
maximums. Our standard (NOM-229-SSA1-2002) is
based on the recommendations of the International Commission
for Radiological Protection (ICRP) of 1977. The acceptable
annual limits of radiation are: occupational 50 mSv and
public 5 mSv.
Key words: ionizing radiation, radiobiology, determinist effects,
stochastic effects, radiological protection, standard NOM-229-
SSA1-2002.

CT Scanner de México. Puebla 228, Col. Roma, 06700, México, D.F.
Correspondencia: Gustavo E. Saravia Rivera. Correo electrónico:
arabiagooze@hotmail.com
Recibido: 3 de septiembre 2012
Aceptado: 28 de febrero 2013

INTRODUCCIÓN
Es innegable que la radiación forma parte de la humanidad,
ya sea la radiación de origen natural o artificial, más
aún en los profesionales médicos (radiólogos, médicos
nucleares, cardiólogos, gastroenterólogos, cirujanos, urólogos,
traumatólogos, ortopedistas, anestesiólogos, etc.) sin
mencionar a otros profesionales de otros campos que la
utilizan o están en contacto con ella en su actividad diaria,
es así que es necesario conocer los efectos que causa la
radiación ionizante en los seres vivos, campo que estudia
la radiobiología, para comprender que no es una energía
inocua pero tampoco indomable ni incontrolable. El objetivo
de este artículo no es incentivar el pánico sino la
conciencia para evitar tantas lesiones radioinducidas. No
olviden que las secuelas de la bomba atómica en la Segunda
Guerra Mundial y del accidente nuclear de Chernobil
son apenas dos grandes ejemplos de lo que la radiación
ionizante puede causar, estos dos grandes laboratorios
enseñaron a la comunidad científica a establecer normas
necesarias para la protección y seguridad radiológicas.
Radiación natural y artificial
Comenzaré haciéndoles algunas preguntas, ¿hay radiación
en el lugar en el que se encuentran?, seguramente en alguna
ocasión escucharon a algún Personal Ocupacionalmente
Expuesto (POE) afirmar que la lectura de su dosímetro
era errónea porque el dispositivo estuvo guardado en su

casillero todo el mes y nunca recibió radiación alguna,
el dosímetro estará dañado dando una lectura errónea?,
¿que sucedió?
La respuesta es sencilla, la lectura del dosímetro ante la
falta de una fuente de radiación “conocida” no hace más
que afirmar la existencia de una radiación natural, también
conocida como radiación de fondo. Dentro de esta
clase de radiación se encuentra la radiación cósmica, la
radiación de los materiales que nos rodean (por ejemplo,
donde habitamos) y de algunas sustancias que ingerimos
y bebemos. La cantidad de radiación natural que recibimos
también depende del área geográfica donde nos
encontremos, a nivel del mar esta radiación se calcula
en 0.03 mSv/h pero a la altura de un vuelo supersónico
ésta será de 10 mSv/h. La radiación natural corresponde
aproximadamente a 87% de la radiación que recibimos y
se calcula que es de 1 a 3 mSv/año, pudiendo ser de 3 a
13 mSv/año en lugares de alta radiación natural.
El otro tipo de radiación es la creada por el ser humano,
es la radiación artificial y se la encuentra en objetos que
usamos (televisores, relojes, pantallas de ordenadores,
etc., estimándose que recibimos una radiación de 7 mSv/
año), plantas eléctricas nucleares (2.4 mSv/año), en explosiones
militares nucleares (10 mSv/año) y en aplicaciones
médicas (radioterapia con una dosis de 10 mSv/año, estudios
de medicina nuclear con 20 mSv/año y estudios de
radiodiagnóstico con 500 mSv/año). La radiación artificial
corresponde con 13% de la radiación que recibimos y se
calcula en 550 mSv/año.1-3
La dosis que recibimos por radiodiagnóstico se calcula en
1.5 a 2 mSv/año, los dedicados a la radioterapia reciben 2
a 3 mSv/año y los de medicina nuclear 2.5 a 8 mSv/año.1
Necesitamos protegernos de la radiación? ¿Cuáles son
los efectos de la radiación? ¿Puede causarnos la muerte?

Radiobiología
La radiobiología es la ciencia que estudia los fenómenos
que se producen en los seres vivos tras la absorción de
energía procedente de las radiaciones ionizantes. Se describen
las siguientes etapas:1,4,5
a) Etapa física: puede tardar 10-16 s, tiempo en el cual la
energía se deposita en la célula y causa ionización. Se
estima que un Gray de dosis absorbida produce 100 000
ionizaciones en un volumen de 10 micras cúbicas. Los
efectos biológicos se deben en gran parte a la acción de
las radiaciones sobre el agua, no olvidar por un lado la
elevada presencia de las moléculas de agua en los seres
vivos y por el otro lado el hecho de que el agua actúa
como disolvente de otras moléculas y en el que tienen
lugar importantes reacciones químicas.
b) Etapa fisicoquímica: tarda alrededor de 10-16 s en
la cual los iones interactúan con otras moléculas de
agua dando nuevos productos. Los productos OH y
H son llamados radicales libres debido a que tienen
un electrón no apareado y son químicamente muy
activos. El organismo trata de neutralizar los radicales
libres haciendolos reaccionar entre ellos dando H2
(H+H), H2O2 (OH+OH) y H2O (H+OH).
c) Etapa química: dura entre una millonésima de segundo
y unos cuantos segundos, tiempo en el cual
los radicales libres y agentes oxidantes interactúan
con moléculas orgánicas de la célula, por ejemplo los
cromosomas, y producen la inducción de un cierto
grado de lesión biológica.
d) Etapa biológica: en la cual la escala de tiempo puede
variar de decenas de minutos a decenas de años. La
etapa biológica se inicia con la activación de reacciones
enzimáticas para reparar el daño producido por
las radiaciones. Luego de la exposición a la radiación
y daño del ADN hay 3 posibles caminos, algunas de
estas lesiones serán reparadas y no influyen en la
viabilidad celular, otras no serán reparadas con lo que
se producirá retardo en la división celular o la muerte
celular temprana (apoptosis), o incluso después de
varias divisiones celulares tras la exposición a la
radiación, y finalmente la célula puede sufrir alguna
transformación.
Los efectos de la radiación se pueden clasificar según el
tiempo de aparición en:
a) Precoces: aparecen en minutos u horas después de
haberse expuesto a la radiación; por ejemplo eritema
cutáneo y náuseas.
b) Tardíos: aparecen en meses o años después de la
exposición; por ejemplo cáncer radioinducido, radiodermatitis
crónica y mutaciones genéticas.
Desde el punto de vista biológico se clasifican en:
a) Efectos somáticos: sólo se manifiestan en el individuo
que ha sido sometido a la exposición de radiaciones ionizantes, por ejemplo el eritema. Se estima que con 5 Sv
ya se presentan efectos somáticos.
b) Efectos hereditarios: no se manifiestan en el individuo
que ha sido expuesto a la radiación sino
en su descendencia, ya que se lesionan las células
germinales del individuo expuesto, por ejemplo las
mutaciones genéticas.
Según la dependencia de la dosis en:
a) Efectos estocásticos: son efectos absolutamente
aleatorios, probabilísticos; pudiendo aparecer tras la
exposición a pequeñas dosis de radiación ionizante.
No necesitan una dosis umbral determinada para
producirse; si bien al aumentar la dosis aumenta la
probabilidad de aparición de estos efectos que suelen
ser de tipo tardío. Generalmente ocurren en células
aisladas. Se cree que los únicos efectos estocásticos son
el cáncer radioinducido y las mutaciones genéticas.
b) Efectos no estocásticos (determinísticos): se necesita
de una dosis umbral para producirlos, por debajo de
la cual la probabilidad de aparición de los mismos es
muy baja. Suelen ser efectos precoces, la severidad de
los efectos se incrementa con la dosis, generalmente
un gran número de células están involucradas, por
ejemplo el eritema cutáneo.

Efectos tempranos
Los efectos tempranos son debidos a la reducción de la
población celular de algunos órganos debido al aniquilamiento
y al retardo de la división celular. Dosis agudas
arriba de 1 Gy a cuerpo entero provocan náuseas y vómitos
a las pocas horas de la exposición, el llamado síndrome
por radiación. Dosis arriba de 2 Gy pueden provocar la
muerte probablemente 10 o 15 días luego de la exposición.
La probabilidad de sobrevivir a una dosis aguda de 8 Gy
sería muy baja. Una estimación razonable puede ser hecha
de la dosis que pueda ser letal para 50% de los individuos
expuestos dentro de los 30 días después de la exposición,
a esta dosis se llama LD 30/50 y tiene un valor de 3 Gy
para el ser humano.
El rango de dosis de 3 a 10 Gy se le llama la región de muerte
por infección y se debe principalmente a infecciones
secundarias debido a reducción de los glóbulos blancos.
Por arriba de 10 Gy la supervivencia cae entre 3 y 5 días,
se produce daño de las paredes del intestino seguido de
severa invasión bacteriana, se llama región de muerte
gastrointestinal.
Los síntomas a dosis mucho más altas indican daño del
sistema nervioso central, de aquí que esta región se llame
región de muerte del SNC.
Una exposición de 3 Gy de rayos X de baja energía dará
como resultado eritema y exposiciones mayores pueden
provocar pigmentación, ampollas y ulceración.
Los niveles de exposición tanto para el POE como para el
público, que resultan de aplicaciones industriales y médicas
de los rayos X, están muy por debajo de los niveles
que inducirían efectos tempranos. Tal cantidad de dosis
solamente puede ser recibida en eventos como accidentes
nucleares. Sin embargo, las dosis bajas recibidas en
operaciones normales pueden causar efectos dañinos a
largo plazo.1,4,5
Efectos tardíos
En los primeros años del siglo XX los radiólogos y sus
pacientes, quienes estuvieron expuestos a dosis relativamente
altas de radiación, mostraron una incidencia
alta de ciertos tipos de cáncer en comparación con los
individuos que no habían estado expuestos a radiación.
Posteriormente, el estudio de las poblaciones expuestas
a la radiación de las bombas atómicas, de los expuestos
a radioterapia y de grupos expuestos ocupacionalmente,
particularmente en minas de uranio, han confirmado la
capacidad de la radiación para inducir cáncer.
Los efectos hereditarios de la radiación resultan del daño
a las células reproductoras. Este daño toma la forma de
alteraciones conocidas como mutaciones genéticas en el
material hereditario de la célula.
La Comisión Internacional de Protección Radiológica
(ICRP) estima que el riesgo de un daño hereditario serio
dentro de las primeras 2 generaciones seguidas a la exposición
de la radiación de cualquiera de los padres es de
alrededor 10/1 000 000 por mSv.1,4,5

Radiosensibilidad
Se define como la probabilidad de una célula, tejido u
órgano de sufrir algún efecto por unidad de dosis. La radiosensibilidad
será mayor si la célula es altamente micótica, indiferenciada y con alta probabilidad de malignidad.
Dentro los altamente radiosensibles tenemos a la médula
ósea, bazo, timo, ganglios linfáticos, gónadas, cristalino,
etc. Los menos radiosensibles son el hueso, músculo y
sistema nervioso.6,7
Radiación y embarazo
La radiosensibilidad del producto y de sus órganos decrece
a medida que avanza el tiempo después de la concepción.
No es sencillo establecer una causa efecto debido a la
presencia de muchos agentes teratogénicos y debido a que
los efectos de la radiación no son específicos ni únicos.
La exposición a la radiación en esta situación puede provocar
3 clases de efectos: muerte, anomalías congénitas o
efectos tardíos (cáncer y defectos hereditarios).
Se puede provocar la muerte del producto con dosis tan
pequeñas como de 0.1 Gy antes o después de la implantación
del embrión en la pared uterina, o con dosis más
altas durante el resto del desarrollo intrauterino. La ICRP
ha establecido que un retardo mental (IQ < 100) puede ser
inducido por la exposición a la radiación, sobre todo en el
periodo de mayor radiosensibilidad (semanas 8 a 15).6,7,8
Como podemos ver, aún podemos vivir con dosis de 3
hasta 8 mSv; sin embargo, dosis de 3 000 mSv nos pueden
matar, entonces, ¿cuál es el punto seguro donde nos
debemos detener?
Protección y seguridad radiológica
La protección radiológica es una herramienta para el manejo
de las medidas de protección de la salud contra los
riesgos generados por el uso de radiación ionizante tanto
para las personas como para el medio ambiente. Los objetivos
de la protección y seguridad radiológicas es: evitar
los efectos deterministas y limitar los efectos estocásticos
a niveles aceptables. Los efectos estocásticos son los que
se producen a dosis bajas, que es lo que comúnmente
ocurre en radiología médica, motivo por el cual son los
que son considerados.
Las organizaciones relevantes en la protección radiológica
son 3: la ICRP (Comisión Internacional de Protección
Radiológica) que se encarga de hacer conocer las recomendaciones,
el IAEA (Organismo Internacional de Energía
atómica) que establece los estándares de seguridad y se
encarga de su aplicación y el UNSCEAR (Comité Científico
de Naciones Unidas sobre los efectos de la Radiación
Atómica) que estudia los efectos de la radiación atómica.1,9
Tipos de exposición
Ha tres tipos de exposición:1,6,8-11
a) Exposición médica: principalmente incluye la exposición
de las personas (pacientes) como parte de
un diagnóstico o tratamiento.
b) Exposición ocupacional: exposición relacionada con
la práctica profesional.
c) Exposición pública: incluye el resto de las exposiciones
y se refiere a las personas que ocasionalmente
están expuestas a la radiación; por ejemplo: personal
administrativo, de limpieza, de mantenimiento, etc.
La exposición médica no solo incluye a los pacientes sino
también a los individuos como familiares y amigos que, a
sabiendas del riesgo y por voluntad propia, colaboran con
el paciente en algún procedimiento. También se incluye
a voluntarios que forman parte de alguna investigación.
La NOM-229-SSA1-2002
La NOM-229-SSA1-2002 define al Personal Ocupacionalmente
Expuesto (POE) como “la persona que en
ejercicio y con motivo de su ocupación está expuesta a
la radiación ionizante. Quedan excluidos los trabajadores
que ocasionalmente en el curso de su trabajo puedan
estar expuestos a este tipo de radiación”. El POE debe ser
mayor de 18 años.
Para el POE, en la norma NOM-229-SSA1-2002, basada
en el Reglamento General de Seguridad Radiológica publicado
en el Diario Oficial del 15 de septiembre de 2006,
se establece para los efectos estocásticos un límite anual
de dosis de 50 mSv.1,8,10
Para el público (personal que ocasionalmente puede estar
expuesto a las radiaciones) se establece para los efectos
estocásticos un límite anual de dosis de 5 mSv.
Basados en estos límites se consideran límites de dosis
semanales de 1.0 y 0.1 mSv, respectivamente, para POE
y público

Estos límites fueron recomendados por la ICRP desde
1931, estableciendo en un inicio un límite de dosis
anual ocupacional de 500 mSv. Para 1947 este límite
fue reducido a 150 mSv, en 1977 fue de 50 mSv y
desde 1990 el límite de dosis anual ocupacional recomendado
es de 20 mSv y el límite de dosis anual
público es de 1 mSv. El estudio de dos acontecimientos
mundiales influenciaron en la reducción de
los límites en 1947 y 1990, la bomba atómica (6 de
agosto de 1945) y el accidente nuclear de Chernóbil
(26 de abril de 1986).
Nuestra norma (NOM-229-SSA1-2002) se basa en las recomendaciones
de la ICRP de 1977, por lo que los límites
anuales son: ocupacional 50 mSv y público de 5 mSv.
En la práctica, el promedio de dosis anual que se recibe
en Radiología Médica en México, está por debajo de los
10 mSv al año.1
En la exposición médica (para el paciente) no se establece
ningún límite, simplemente la recomendación de
que las dosis recibidas por los pacientes sean tan bajas
como sea razonablemente posible y compatible con la
calidad de la imagen radiológica. Este principio de limitación
de dosis es reflejado en las siglas ALARA (“As
Low As Reasonably Achievable” en inglés o “tan bajo
como sea razonablemente posible” en español). Aunque
una recomendación esté justificada porque el beneficio
reportado es mayor que las desventajas, y optimizada
según la tecnología, se intentará por todos los medios
posibles que la dosis recibida por cualquier individuo,
sea lo más baja posible.1,6,8-11
En la exposición ocupacional los límites de dosis anual
equivalente son de:
a) Cristalino: 150 mSv/año.
b) Piel: 500 mSv/año.
c) Manos y pies: 500 mSv/año.
En la exposición pública los límites de dosis anual equivalente
son de:
d) Cristalino: 15 mSv/año.
e) Piel: 50 mSv/año.
Para los estudiantes y aprendices entre 16 y 18 años, su
exposición ocupacional debe ser controlada de tal manera
que no rebasen los siguientes límites:
a) Dosis efectiva: 6 mSv/año.
b) Dosis equivalente a cristalino: 50 mSv/año.
c) Dosis equivalente a piel y extremidades: 150 mSv/
año.
La trabajadora femenina que se encuentre embarazada
deberá notificar a su empleador de tal manera que si son
necesarias se modifiquen las condiciones de trabajo. La
notificación del embarazo no debe ser considerada como
una razón para excluirla del trabajo. Se debe asegurar que
la exposición ocupacional de la madre, y por consiguiente
del producto, no alcanze los niveles de la exposición
pública.7,8
Pilares del sistema de protección radiológica
El sistema de protección radiológica se basa en tres pilares:
1,3,8,11
a) Justificación de las prácticas.
b) Optimización.
C) Limitación de la dosis.
a) Justificación: toda exposición siempre estará debidamente
justificada, debe representar un beneficio neto
y positivo para la persona expuesta, siendo la mejor
de las opciones existentes, tanto para el individuo
como para la sociedad en su conjunto. La mayoría
de las valoraciones necesarias para justificar una
práctica se basan en la experiencia, juicio profesional
y sentido común.
b) Optimización: todas las acciones deberán estar realizadas
de forma tal que estén hechas en el mejor modo
posible según la tecnología existente en el momento
y el grado de conocimiento humano que se posea. La
optimización significa que la dosis deberá ser tan baja
como sea razonablemente posible (ALARA) tomando
en cuenta los factores económicos y sociales. Muchas
veces la optimización en radiología diagnóstica no
necesariamente significa la redución de la dosis al paciente,
las rejillas antidifusoras mejoran el contraste
y resolución de la imagen pero incrementan la dosis
del paciente por un factor de 2 a 4.
c) Limitación de la dosis: se recomiendan dosis límite
de referencia y se dan consejos.

Factores básicos de protección radiológica
Tenemos tres factores básicos de protección radiológica:
a) Tiempo: la dosis a la que las personas están expuestas
dependen directamente del tiempo. En otras
palabras, mientras más placas usemos o mayor sea
el tiempo de fluoroscopía debemos esperar mayor
dosis al paciente, al POE y al público.
b) Distancia: la dosis en relación con la distancia varía a
razón inversa del cuadrado de la distancia, a un metro
recibimos una exposición de 1, a 2 metros se reducirá
por un factor de 22 = 4, a 5 metros se reducirá por u
factor de 55 = 25.
Fórmula: I = Io/d2
c) Barreras: ejemplos de barreras tenemos en la coraza
del tubo, las paredes emplomadas o baritadas de las
salas de rayos X, los mandiles y guantes emplomados,
etc. En rayos X es rara la situación en la que se requiere
de espesores superiores a 2 mm de plomo (Pb)
en las paredes para tener una protección adecuada,
con fuentes radioactivas como el Co-60 se requiere
de varios centímetros de plomo o de concreto. Las
barreras pueden ser de dos tipos:
• Barreras primarias: blindaje donde incide directamente
el haz de radiación útil.
• Barrera secundaria: blindaje en el cual incide
sólo la radiación de fuga y la radiación dispersa.
CONCLUSIÓN
Los niveles de exposición tanto para trabajadores como
para el público que resultan de aplicaciones industriales
y médicas de los rayos X están muy por debajo de los
niveles que inducirían efectos tempranos. Sin embargo,
es conocido que las dosis bajas recibidas en operaciones
normales pueden causar efectos dañinos a largo plazo
(cáncer y mutaciones genéticas). A esto se suma el cada
vez mayor uso de métodos que utilizan radiación ionizante
como la tomografía computada y los procedimientos de
intervención radiológica que provocan lesiones cutáneas
radioinducidas en los pacientes debido a las altas dosis innesesariamente
aplicadas, sobre todo en los procedimientos
intervencionistas. No olvidar que la exposición médica
(para el paciente) no establece ningún límite; sin embargo,
se recomienda que la dosis recibida por los pacientes sea
tan baja como sea razonablemente posible. No olvidar
que los pacientes jóvenes son más vulnerables al riesgo de
cáncer. Lastimosamente, muchos profesionales médicos
no cuentan con los conocimientos suficientes respecto a
la protección y seguridad radiológica, o simplemente no
aplican los factores básicos de protección radiológica ni
el principio de limitación de dosis ALARA.
Nota del editor: el término determinístico no existe en español
y el determinismo es una doctrina filosófica no aplicable a entes
inanimados como la radiación. Aunque los autores hacen
referencia a los efectos cuantificables (determinables) y no
cuantificables (indeterminables) de la radiación ionizante se
conservaron las categorías “determinístico” y “determinista”
a solicitud expresa del autor.
Referencias
1. Asesores en Radiaciones S.A. (ARSA). Curso Teórico-Práctico
de Protección y Seguridad Radiológica en el Diagnóstico
Médico con Rayos X.
2. United Nations Scientific Committee on the Effects of
Atomic Radiation UNSCEAR 2000 Report to the General
Assembly, with Scientific Annexes. Sources and Effects of
Ionizing Radiation. New York, United Nations 2000.
3. ICRP Publication 33. Protection against ionizing radiation
from external sources used in medicine. Pergamon Press
1982.
4. Gregg EC. Effects of ionizing radiation on humans. In
Waggener RG and Kereikas JG, editors. Handbook of medical
physics, Volume II. Boca Raton: CRC Press Inc., 1984.
5. Wahlstrom B. Understanding Radiation. Madison, WI: Medical
Physics Publishing, 1995. ISBN 0-944838-62-6.
6. ICRP Publication 60. 1990 Recommendations of the ICRP.
Pergamon Press 1991.
7. IAEA. International Basic Safety Standards for Protection
Against Ionizing Radiation and for the Safety of Radiation
Sources. 115, Safety Standards, February 1996.
8. ICRP Publication 57. Radiological protection of the worker
in medicine and dentistry. Pergamon Press 1989.
9. ICRP 73. Radiological Protection and Safety in Medicine.
Annals of the ICRP 1996;26(2).
10. Secretaria de Salud, Diario oficial, Norma NOM-229-
SSA1-2002, Viernes 15 de septiembre de 2006.
11. ICRP Publication 73. Radiological protection and safety in
medicine. Pergamon 1996.

Descarga
Protección y seguridad radiológicas Gustavo E. Saravia-Rivera
Articulo disponible para descargar.
arm132g.pdf
Documento Adobe Acrobat 151.6 KB